Archipiélago de Lamu. Kenya

El lugar donde el que no tiene un burro, es un burro.
©tonimarques.esQueda un sitio en el mundo donde la cultura swahili se ha conservado pura; una isla azotada por el Índico, por árabes, alemanes, portugueses, exploradores británicos y todo tipo de expoliadores similares. Un sitio donde los coches están prohibidos y los burros son los reyes.

INTRODUCCIÓN

El archipiélago de Lamu está situado en el Océano Índico, en la costa este de Kenya país al que pertenece. Formado por dos islas principales Lamu y Mandala y varias secundarias conserva íntegramente la cultura suajili. Aún así, en Mandala hay alguna mansiones en las que veranean millonarios occidentales como Madona o Mick Jagger.

La llegada de turistas que comenzó en los años 60 cuando muchos hippies encontraron aquí su nirvana africana no solo ha cambiado la manera de vivir de sus habitantes si no que ha provocado un paso atrás en pro de la cultura tradicional. Un paso que en los últimos años se ha ido radicalizando tensando en ocasiones las relaciones entre la población autóctona y los visitantes. En Lamu no hay turismo de masas.

El principal núcleo urbano es la ciudad de Lamu en la isla del mismo nombre y su población mayoritariamente musulmana roza los 10.000 habitantes. El conjunto urbano fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO en el 2001 no solo por su arquitectura si no por ser el lugar donde la cultura swajili se ha conservado mejor a lo largo de los siglo.


 

.

.

Sus orígenes datas del siglo octavo pero no fue hasta el decimotercero cuando su privilegiada situación en la costa índica le permitió convertirse en una de las ciudades más importantes de la costa Este Africana.

Cuando en el siglo XV los portugueses decidieron hacerse con el control de la costa, no dejaron de lado Lamu y fue sometida como las ciudades y asentamientos vecinos.

El sultán de Omán llegaría en su ayuda siglos después y en 1698 lograría liberar las ciudades suajilis del poder de los portugueses.

Se instauraría un sultanato escindido de Omán que unió el archipiélago de Lamu a Mombasa, Malindi y al de Zanzíbar y que florecería hasta la llegada de los colonizadores europeos. Tras el periodo colonial, Lamu pasó a formar parte de Kenya.

La isla siempre estuvo entre las rutas comerciales de los árabes y es por eso que hoy su población es mayoritariamente musulmana, una cultura que se refleja en su manera de vestir;


Muchas mujeres se cubren con el bui-bui y los hombres con la kofia blanca.

Generalmente un hombre de Lamu lleva un “kikoi” enrollado en la cintura, una especie de pareo que complementa con una camisa o pecho desnudo. Los mayores o más respetables llevan un “kibuyu”, que es una especie de pareo que tiene los dos lados cosidos y se pasa por encima del cuerpo. La tela es más elegante y de mejor calidad que la del “kikoi”.


TRANSPORTE

@tonimarques.esEl método de transporte más habitual del archipiélago es el burro. De echo, el proverbio swuajili reza que “un hombre sin un burro, es un burro”. Se calcula que la población de burros supera los 3.000 lo que equivale a uno para cada tres habitantes. Quien no tiene uno se mueve a pie por tierra o en dhow, una pequeña embarcación de vela triangular.

El la isla solo hay dos coches, uno de de la policía y el otro es de una fundación británica para salvar a los burros. Nadie mas puede tener en tierra un vehículo motorizado.


CÓMO LLEGAR

Para llegar una avioneta de cinco plazas aterriza varias veces al día en la isla de Mandala y luego una barca te lleva a Lamu. La fleta Kenyan Ariways y en temporada alta es difícil encontrar plaza.

 

Desde Mombasa y en nueve, diez o tal vez once horas, se puede llegar en autobús que bordea la cosas, pasa por la ciudad de Malindi y luego sigue hasta el embarcadero que hay frente a la Isla. En una motora se sube por el canal hasta la ciudad. Se pude ir en la lancha compartida o alquilar (a precio de occidental) una motora rápida.


ALOJARSE EN LAMU

Tienes dos opiciones.

Reservar ahi.

Es posible hacerlo pero disponte a pagar la comisión a un beach boy si no eres capás de quitártelos de encima. Si lo haces de esta manera encontrarás alojamientos baratos por 35 dólares o menos en la ciudad. No esperes maravillas de tu habitación pero será correcta para un mochilero.

Reservando antes.

Los hotels que puedes reservar en una agéncia o internet son caros pero correctos.


©toni marqués para livingstoneway.com 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *